‘Lean on’ y el mosaico bizantino

Estamos rodeados de ilusionismo, y a veces, nos gusta que nos engañen. Cuando vemos a un mago actuar nos seduce dejarnos llevar por ese momento en el que creemos que algo imposible ha sucedido, o bien intentamos buscar el truco luchando contra el engaño.

A veces, estas tretas nos sirven para percibir sutilezas que pasan desapercibidas y se vuelven temas de los que hablar, encontrados en sitios inesperados. Personal y recientemente me ocurrió al ver el videoclip que tenéis a continuación (Major Lazer (2015) Lean on):

Desde el inicio nos reciben una estética made in Bollywood y un ritmo que invita a moverse, así como bailes sensuales, escenarios indios sugerentes, y tras el primer estribillo, ¿es eso el ayuntamiento de Estocolmo?
A partir del minuto 1:10 y en diversas ocasiones, un escenario se nos introduce en el conjunto como si formara parte del todo; el engaño ha sido dispuesto y hemos caído en él.

Pero es normal que hayamos pasado por alto que los dorados mosaicos del fondo no estén donde deben estar. Continuando con el símil inicial, la mano del director ha sido más rápida que nuestro ojo y ha preparado todo un conjunto que invita a dejarse llevar y pasar por alto el Salón dorado (gyllene salen) del citado ayuntamiento.

Pero las alfombras, candelabros y bailarinas no pueden ocultar la verdad de la sala, tan ricamente decorada por Einar Forseth entre los años 1921 y 1923. Los aproximadamente 18 millones de piezas que visten las paredes se reconocen por la obra de “la Reina del lago Mälaren”, cuyo regazo y séquito se vislumbran en cada aparición de la sala.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez descubierto el truco podría chocarnos, el escenario ya no nos cuadra y la esencia se ha roto, pero ¿del todo?

En los mosaicos, llevados a cabo por la empresa berlinesa Puhl & Wagner, Estocolmo se representó humanizada y entronada con el nombre Mälaren, el lago de cuyas aguas bebe, y a la que acuden a lado y lado un séquito de oriente y uno de occidente, que la veneran. Así pues, la ciudad se presenta como unión cultural de dos frentes, retomando este aspecto que en su día tuvieron Constantinopla, puerta entre dos mundos, y sus mosaicos, crisol del arte heleno, romano y oriental.

Pero no solo encontramos esta idea en el aspecto teselado de la sala, ya que constructivamente responde al mismo patrón. En los planos de Ragnar Östberg podemos entenderla como un punto medio del edificio que separa en dos el gran volumen de ladrillo, siendo la unión construida de sus dos focos principales: el patio exterior y el Salón azul (Blå hallen)

Stockholms stadhus_Holger Ellgaard

Aunque entendamos los motivos que llevaron a introducir la sala sueca en una temática india, la elección sigue más allá de lo que podamos aventurar. Pero está claro que, a pesar del cambio geográfico, el mensaje del escenario infiltrado sigue formando parte del videoclip, que en palabras de Diplo, integrante y fundador del grupo, respeta el carácter de mashup cultural que la banda representa.¹

Portada_Leanon

Figura 1. Gyllene Salen. Recuperada de https://www.google.es/

Figura 2. Holger Ellgar. Stockholm Stadshuset (retocada). Recuperada de https://www.google.es/

Figura 3. Major Lazer. Lean on (fotograma). Recuperada de https://www.youtube.es/

¹ Diplo (2015) http://diplo.com/2015/07/09/video-major-lazer-dj-snake-lean-on-feat-mo/

Anuncios

Un comentario en “‘Lean on’ y el mosaico bizantino

  1. Pingback: Arch&Media, un año de arquitectura audiovisual – Arch&Media

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s